CAMINO DE SANTIAGO ALLERANO

Camino de Santiago Allerano. Camino Allerano. Camino de Santiago de Aller. Ruta Jacobea Allerana. Camino del Salvador y Santiago Allerano. La Robla-Ujo.

Información General e Historia Las Etapas Mapa y Track

Introducción:

Como ya hemos dicho, el Camino de Santiago Allerano es una antigua ruta jacobea que cruzaba la Cordillera Cantábrica en dirección norte, por el puerto de San Isidro para enlazar el Camino Francés con la catedral de San Salvador en Oviedo. Este era un itinerario distinto al Camino del Salvador, que cruza la Cordillera mas al oeste, concretamente por el puerto de Pajares la izquierda por Pajares.

Se marca como comienzo en la actualizad del Camino Allerano la población de La Robla (León), fin de la primera etapa del Camino de San Salvador y como fin la localidad asturiana de Ujo, donde el Camino de Santiago Allerano se vuelve a unir al Camino de San Salvador poco antes de su llegada a la catedral de San Salvador de Oviedo. Por todo lo expuesto hay historiadores que le consideran una variante del Camino de San Salvador en vez de un camino propiamente dicho.

Santuario de Miravalles en el Camino Allerano. Licencia Creative Commons de Adolfobrigido

Historia:

Se trata de una Ruta Jacobea muy antigua, probablemente desde el siglo IX; como hemos dicho anteriormente, era una ruta por la que se trasladaban los peregrinos hasta San Salvador desde el sur. Parece ser que está documentada la peregrinación de la reina Urraca de Asturias por este trazado jacobeo en el siglo XII.

En la Edad Media tenía la denominación de Camino Francés, pues era la ruta que seguían muchos peregrinos que venían de Europa por el Camino Francés y se querían desviar hacia la catedral de San Salvador.

Quedan también restos de referencias monumentales de aquella época como son: el Monasterio de San Martín y la basílica de Llamas, San Miguel de Conforcos, San Vicente de Serrapio, la iglesia de San Félix en El Pino o la iglesia de Santibáñez de la Fuente que pertenecía a la Orden de San Juan de Jerusalén u Hospitalarios y al que se encontraba anexo una Malatería u hospital de leprosos.

Hay constancia de fundaciones hospitalarias como la de Cortinas-Taleza (1033), Santa Ana, San Pedro de Senra-Levinco o Llenes-Alle; el hospital de peregrinos de Isoba (del año 1118 y ubicado en el último pueblo de León antes de llegar al puerto de San Isidro), La Brañuela, o el de Pardomino en el propio puerto de san Isidro. También se han hallado referencias de iglesias de asilo, casas de novenas o incluso iglesias con advocaciones jacobeas como San Martín de Tours o la parroquia de Nembra; así como multitud de simbología jacobea, como las de la iglesia de San Vicente de Serrapio y la ermita de Miravalles en Soto.

Hay una prueba documental del año 1118 por medio de la cual, la reina Doña Urraca concede una gran cantidad de privilegios al hospital de peregrinos de Isoba. Hay estudios recientes que indican que probablemente las reliquias de la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo hicieran escala en la iglesia de San Miguel de Conforcos, cuando eran subidas por la invasión árabe desde la capital toledana; de hecho, pudiera ser que algunas de esas reliquias destinadas a la Cámara Santa de la catedral de Oviedo se quedaran en esta iglesia y descansan todavía aquí; sino es poco lógico que se conserven en este lugar reliquias de tanta importancia como: reliquias del evangelista San Lucas y de San Francisco de Sales; así como otras reliquias de interés de numerosos santos entre los que destacan San Isidro y San Julián; y sobre todo, la reliquia mes importante de esta iglesia un trozo de los mantos de la Virgen María y de San José. De resguardo de estas reliquias se ocupó al parecer el obispo de Oviedo Araulfo que murió en el año 826 y fue obispo desde el año 802. Alfonso II le encargó la construcción de la nueva basílica dedicada a San Salvador del mundo y a los Doce Apóstoles, en sustitución de la que medio siglo antes había mandado construir Fruela I.

Parece ser que los pasos hacia San Salvador de Oviedo que se utilizaron en el Camino Allerano fueron los de San Isidro, Vegarada, Piedrafita y el Cordal de Murias, aprovechando para ello antiguas calzadas romanas. De todas ellas, la de San Isidro es de la que se tienen mas datos; y el de Vegarada por el que, parece ser, mas peregrinos transitaron (según una Real Provisión del rey Carlos I de España del siglo XVI.

Gaspar Melchor de Jovellanos hacía mención de éste Camino en 1792. También hay prueba documental de 1752 del regente de la Audiencia de Oviedo Isidoro Gil de Jaz en el que menciona los problemas que se producían en la ciudad por la afluencia de peregrinos por esta ruta y la de San Salvador.

Información General:

Se trata de un Camino de una belleza extraordinaria como los otros Caminos de Santiago que atraviesan la Cordillera Cantábrica (Camino de San Salvador, Camino Vadiniense o Ruta del Besaya. Se hace en aproximadamente siete etapas y cruza parajes y poblaciones muy hermosas, tanto en el tramo leonés como en el tramo asturiano. Cruce por numerosas poblaciones y pequeñas aldeas; podemos hacer mención de algunas como: La Robla (en el Camino de San Salvador); las poblaciones del valle de Fenar; Boñar donde confluye el Camino Allerano con el Camino Olvidado o Viejo Camino; San Isidro y ya en el tramo asturiano, donde entra por el concejo de Aller, y que da nombre al Camino, encontramos poblaciones como Felechosa, Llamas, Cabañaquinta, Moreda de Aller etc.

Hay varias variantes históricas bien documentadas de este Camino que son, a parte de la de San Isidro, las que entran en el concejo de Aller por Vegarada, Piedrafita y el Cordal de Murias. El paso de Piedrafita coincide con el de Vegarada en La Paraya y avanzan ya juntos para unirse en la población de Collanzo con la ruta que viene de San Isidro. Casi saliendo del Concello, se unirá a esta traza la variante que viene por el Cordal de Murias.

En la actualidad la Asociación de Caballeros del Camino de Santiago Allerano – Andrés Boretta, fundada en 1996, ha finalizado los estudios sobre este Camino y se esta ocupando de fomentarlo, solicitar subvenciones por parte de la administración, conseguir la oficialidad del Camino Allerano; así como trazar un itinerario definitivo como ruta principal pues como hemos dicho, hay varios ramales todos ellos perfectamente documentados. También es importante dotarlo de señalización, infraestructuras y albergues; pues carece de todo ello.

No podemos dejar de hacer mención al extraordinario patrimonio artístico y monumental de la ruta, entre las que destacan la ermita de Celada; el castillo de Alba; la ermita de Las Boinas en Robles de Valcueva; la iglesia de San Juan en Santibáñez de la Fuente;  el Santuario de Nuestra Señora de Miravalles en Soto (Aller) y un largo etc.

Actualmente pues, muy pocos peregrinos los transitan debido a estos impedimentos; pero una vez que se vayan subsanando auguramos la peregrinación por esta ruta de numerosos peregrinos dada su extraordinaria belleza. Quizás allá que esperar un poco todavía a su llamada.

IMPORTANTE
  • El Camino de Santiago Allerano se encuentra todavía sin señalizar; sin infraestructuras ni albergues y con la trazada todavía no decidida por completo.
  • Se trata de un Camino con varias etapas, en su tramo central, que se pueden considerar de montaña en la Cordillera Cantábrica; y aún no siendo demasiado exigente, se necesita una cierta preparación física e ir provisto de material de montaña en invierno (gafas de ventisca, polainas, crampones) . En los meses de Diciembre, Enero y Febrero no es recomendable hacerlo por la gran cantidad de nieve que acumula, niebla, hielo y demás inclemencias meteorológicas en el puerto de San Isidro. Si lo vas a realizar en ésta época es muy importante que consultes el tiempo antes. Toma precauciones.

 

Popurrí de la web: