2ª etapa. Cádavo Baleira-Lugo. Bitácora.

25 de Agosto de 2.007: Cádavo Baleira-Lugo. 31 km

Ha salido un día precioso. Salimos de Cádavo a las 9.00 y a las 10.00 ya estamos en el Alto de A Vaqueriza y tras una subida algo fuerte para pillarnos en frío nos premia el Camino con un llano que viene fenomenal a nuestras piernas. Bajamos tranquilamente hasta la Capilla del Carmen donde hacemos unas fotos. Seguimos hasta Castroverde donde no encontramos nada para sellar así que nos colamos en el Ayuntamiento, oímos voces pero nadie responde a nuestra llamada, seguimos abriendo puertas en busca de alguien y en uno de los despachos vemos un sello, es del Juzgado de Guardia, lo estampamos en nuestra credencial y salimos de allí como si nada.

Ya en la calle vemos que hay algo de jaleo. Un viejecito nos invita a un homenaje que van a celebrar para conmemorar el hermanamiento de los cuatro Castroverdes que hay en el Península Ibérica: en Zamora, en Portugal, en Valladolid y éste de Lugo. Nos dice el buen hombre que lleva más de 20 años detrás de esta idea y que está muy contento porque lo ha conseguido. Nos deleitan con un grupo de gaitas y otros instrumentos gallegos. Lo grabamos todo y la verdad es que esta parada ha merecido la pena aunque sabemos que nos va a retrasar un montón.

Grupo de gaiteros y otros instrumentos

Seguimos por el Camino y dejamos atrás la Torre del Homenaje del antiguo castillo de los señores de Altamira.

Seguimos atravesando pequeños pueblos y paramos a comer en un prado a eso de las 13.00 para tomarnos unos bocatas de beicon con queso en pan gallego que están para morirse y echar una pequeña siesta. Lo peor de todo es que no hemos tenido en cuenta que aún nos quedan 17 km para llegar a Lugo y debéis saber que los kilómetros gallegos nunca tienen 1000 m. ¿o es que aún no os habíais dado cuenta?

Ray en una huerta típica gallega, con un cruceiro detrás.

Vamos un tramo por la carretera hasta que, pasado Carballido encontramos un desvío a la derecha que nos lleva a Monzoi, cruzamos la carretera y a unos 250 m. a la izquierda aparece el Camino, otro largo tramo que nos lleva a cruzar la autovía por un puente elevado. Feo, muy feo. Entramos en el barrio de A Chanca y subimos hasta la muralla, entrando a las 18.15 por la Puerta de San Pedro, la misma por la que entró Alfonso II el Casto, rey de Asturias.

Sellamos en el albergue la credencial y vamos en busca de la Pensión Fornos que está al lado de la Estación de autobuses, fea y vieja. Nos duchamos y salimos a tomar una cerveza y un paseo por Lugo. Volvemos al albergue para que nos digan un sitio donde cenar y nos mandan al Mesón Manger que por 7 euros te ponen un menú de peregrino que no hay peregrino que se lo coma. No os lo recomendamos. Cenamos fatal, Muy cansados y ya de noche volvemos a la pensión. Mañana será otro día.

Al día siguiente…
Top