11ª etapa. Melgar de Arriba-Reliegos. Bitácora.

2 de mayo de 2014.Melgar de Arriba-Reliegos. 36 kms

No sabemos hasta dónde vamos a llegar hoy. Todo dependerá de cómo lo vayamos viendo. Hasta ahora, más o menos teníamos claro cómo eran las etapas, pero hoy no tenemos ni idea de dónde vamos a acabar. Nos hemos levantado muy pronto (para lo que solemos hacer) y a las 6:45, con los frontales puestos, nos ponemos en camino. Hace fresco y nos esperan 17 kms hasta Bercianos, sin muchos puntos de referencia. ¡Menos mal que llevamos el plano que nos ha dado Gloria!.

Nos vamos dirección a la iglesia. Ayer estuvimos viendo un poco por dónde salía el Camino para no perder hoy mucho tiempo. A la izquierda de la iglesia sale el Camino que nos manda seguir de frente. Cruzamos el río Cea y seguimos por  la pista llamada “La Zamorana”, que es una especie de circunvalación.

A unos 7 kms, todo recto y tras cruzar diferentes  caminos, llegamos a una carretera comarcal. Tras un kilómetro y medio tomamos a la izquierda otra carreretera que lleva a Gordaliza. Durante otros 1400 m.

A la derecha sale una pista bordeando los campos de cultivo. Llevamos a nuestra derecha una acequia de regadío.

Seguimos otros 2,5 kms hasta la carretera a Sahagún.  Nos colocamos en el lado izquierdo, en el arcén. Es una carretera muy poco transitada por la que tenemos que seguir caminando otro kilómetro y medio hasta que nos encontramos con la carretera que va a Bercianos, a 3,7  kms. Entramos en este pueblo, ya en el Camino Francés por la “salida” para los que vienen de Sahagún. Cruzamos el Canal por un  puente y a la derecha entramos en el pueblo. En el bar que hay nada más entrar nos tomamos unas cervezas y descansamos un buen rato. Compramos algo en la tienda y salimos por el Camino Francés, con lo que esto supone de tránsito de gente. La verdad es que ya íbamos teniendo ganas de encontrarnos con más peregrinos con los que poder charlar un ratito.

Tomamos el andanero hasta El Burgo Ranero. Nos volvemos a encontrar con Jose, el de Madrid, que viene acompañado con un matrimonio americano, que hablan muy bien inglés. Jose también habla inglés. ¡qué suerte!. Paramos en El Burgo Ranero y otra cerveza en una terraza interior. Nos juntamos 6 peregrinos. Los americanos se van a quedar aquí. Nosotras nos encontramos genial y es relativamente pronto. Nos apetece seguir andando. Se lo comentamos a Jose y aunque tiene los pies hechos una pena decide venirse con nosotras hasta Reliegos. Hemos pensado que podíamos llegar mañana a León y, si podemos, adelantar la vuelta a casa para pasar el Día de la Madre con nuestras familias.

Aún nos quedan otros 14 kms pero sabemos que no hay desniveles y la mayoría del tiempo seguimos por andanderos.

Hace una tarde estupenda y no nos cuesta nada seguir caminando a pesar de que ya llevamos más de 20 kms.

Lás áreas de descanso a la izquierda del andadero  nos permite hacer paraditas. No tenemos ninguna prisa. En Reliegos hay albergues para todos los que vayamos.

Paramos varias veces.

Ahora el Camino se va haciendo algo más pesado y largo. No se ve Reliegos por ningún lado. Cada curva, cada subida, esperamos encontrar el pueblo pero se hace de rogar. Alrededor de las 6:30 de la tarde, después de doce horas caminando, llegamos cansados a Reliegos. Nos vamos al albergue municipal que está genial. Tiene 24 plazas y nos cobran 5 euros. Está todo genial. Las duchas son una maravilla, están en la planta baja. En la planta de arriba hay dos habitaciones y una gran cocina-comedor.

Llegamos con Jose y Elena, una peregrina de Vitoria que es de San Asensio. Un pueblo vecino al de nuestra madre. ¡Qué pequeño es el mundo! Nos duchamos y salimos los cuatro a cenar y darnos un pequeño homenaje. Cenamos en el albergue Gil (9 euros). Estamos todos bastante cansados. Nos vamos pronto de nuevo al albergue porque además nos hemos quedado un poco destemplados. Un ratito de charlita antes de acostarnos y dormimos fenomenal. Nos ayuda el cansancio.

Al día siguiente….

FOTOGRAFÍAS DE LA ETAPA: