4ª etapa. Logroño-Hormilla. Bitácora

12 de agosto de 2006.     Logroño-Hormilla

 

Etapa cortita, tranquila y animada. Lo habíamos decidido así para poder dormir en Hormilla, donde estaban nuestras hijas esperándonos junto con la familia de Rosa.

Salimos a las 9:30 h. Al bajar a comprar algo para desayunar hemos entrado en una tienda donde el dueño era de Hormilla, el pueblo de la familia de Rosa, se llama Miguel y es el hijo de Abundio, huelgaq decir que Rosa no le conoce.

La salida de Logroño es por el Parque de la Grajera, una especie de Casa de Campo de Logroño, con un precioso lago, donde los logroñeses salen a pasear. En esta zona vimos por primera vez a Ana y Matías, dos peregrinos ciclistas de León con los que más tarde coincidiríamos y entablaríamos amistad.  Después se corona un pequeño alto y llegamos a Navarrete, un pueblo muy bonito y antiguo con un albergue e iglesia preciosos. Es una antigua fortaleza montada sobre el cerro Tedeón. La villa se escalona en la ladera meridional del cerro, sus murallas sirven de cimiento a las casas y toda la población esta minada por cuevas y antiguas galerías.

A la salida se encuentra el cementerio que posee una portada románica de las ruinas del Hospital de San Juan de Acre que se encontraba a la entrada del pueblo y de origen también templario. Por la calle Mayor Alta se sale del pueblo camino del Alto de San Antón.
Calle Mayor Alta de Navarrete

El alto de San Antón debe su nombre a que se cree que en el mismo existió un convento antoniano, la subida es dura pero cortita; de todas maneras hay que bajarse porque es bastante técnica. Los peregrinos se han entretenido en colocar las piedras del camino haciendo montones en los lados de éste. Después de la bajada, cruzar la N-120 y bajar por unas escaleras y llegamos aun tramo divertidísimo para la bici hasta Nájera.

Nos encontramos con unos peregrinos que se tuvieron que comprar unas bicis en Estella, de décimocuarta mano, porque empezaron a pie en Roncesvalles pero vieron que no les daba tiempo a llegar a Santiago en el tiempo que habían previsto. Las bicis son muy perrrilleras y no paran de darles problemas. Se les sale la cadena, el pedal, se mueve el manillar. ¡Un desastre!..

Nájera fue corte del reino de Navarra. Se entra por el barrio de San Fernando y luego hay que cruzar el río Najerilla.  Allí hicimos parada obligada en uno de sus márgenes, al lado del albergue, un lugar fabuloso, …y lleno de peregrinos. Dentro de Nájera se encuentra el Monasterio de Santa María La Real, extraordinario Panteón de Reyes y Caballeros. Hubo en ella una primitiva y poderosa abadía cluniacense del siglo XI, fundada hacia 1050 por el rey Don García de Navarra “el de Nájera” sobre la que se reedificó el actual monasterio de Santa María la Real en la primera mitad del siglo XV. Lo verdaderamente importante histórica y artísticamente es el soberbio conjunto de sepulcros  (aproximadamente 30) que guarda  los reyes  e infantes del Reino de Navarra de los siglos X, XI y XII.

La salida de Nájera es por una cuesta empinadísima pero todavía no nos habíamos machacado los cuádriceps, así que la cogemos con ganas. Por fín Azofra y el desvío a Hormilla.

A la entrada del pueblo nos encontramos a los peregrinos de las bicis,intentando, con ayuda de algunos vecinos, arreglar sus monturas. Les decimos que si necesitan algo suban a nuestra casa que está a unos 50 m.

Llegamos a casa sobre las 15.00 horas, tarde de descanso y para disfrutar de nuestras hijas y celebrar los cumpleaños de Rosa y Aurora, la peque de nuestras niñas. Hay que aprovechar bien la tarde, además hay que hacerle un poco de “boxes” a las bicis, arreglar las patas de cabra y engrasarlas.

Después de comer nos acercamos a la Casa del Médico para ver si seguían allí los peregrinos pero nos dicen que ya se han ido. Espero que todo les vaya bien y lleguen sin demasiadas complicaciones a Santiago. ¡Buen Camino!

Fifo nos llama y quedamos con él en Azofra para escuchar la misa del Peregrino. Nosotros subimos andando. Son sólo 1,5 kms que se hacen muy bien. Tras la misa nos bajamos a Hormilla con Fifo.

KILÓMETROS RECORRIDOS: 40.
DESNIVEL ACUMULADO: 370 METROS

Al día siguiente…
Top