7ª etapa. Gontán-Miraz. Bitácora.

7ª Etapa. Gontán-Miraz. Día 10/08/2009. 53 kms.

Dormimos en la tienda de campaña, en un prado en Gontán, cercano al albergue y al lado de un río. Nos levantamos pronto y con la espalda hecha polvo, la noche fué malísima, ya no me acordaba lo incómodo que es dormir en una esterilla asquerosa, ya no estamos “pa” estos trotes.

Gracias a Dios que el dia es buenísimo y pronto nos animamos.

El caso es que vencido el desnivel que separa la costa de Lugo de su meseta interior, el Camino se adentra en la Terra Chá. Es un paisaje llano, lleno de pastizales por donde pacen miles de vacas. La ventaja es que la orografia se suaviza.

Desde Abadín, el Camino marcha paralelo a la carretera N-634 casi todo el tiempo, es de tierra hasta Villalba, sin desniveles y con algunas corredoiras. El Camino cruza la carretera en un par de ocasiones, cruzamos Martiñán, Pontevella y Goiriz, pegado a la N-634 con su cementerio neogótico. Muy bonito si señor.

El Vilalba paramos en el albergue, que está abierto por la mañana, a sellar, nos hacemos unas fotitos y nos acordamos que en este mismo albergue, Aurora, nuestra hija, empezó su 2º Camino de Santiago.

Cruzamos la larga avenida de Vilalba y bajamos hasta el rio Magdalena, luego una subida y ya por fin en Baamonde.

Llegamos sobre las 14:15 horas pero ya nos han cerrado el super, menos mal que el dueño se encontraba en un bar próximo y nos lo abre para poder hacer la compra de la cena, porque sabemos que en Miraz no hay na de na.

Después vamos al albergue a sellar y a “olisquear”, preguntamos al que hace de hospitalero (un señor mayor) por la antigua hospitalera Conchita, aunque nosotros conocemos de su fallecimiento, nos dice que murió y que ahora esta de hospitalera su hija (del hospitalero), pero que se encontraba de vacaciones. La verdad es que tenia mucho interés en que nos quedaramos, incluso nos engañó diciendonos que no ibamos a poder encontrar sitio en Miraz porque habia ido para allá a dormir un grupo de personas mayores, lo que después comprobamos que era mentira.

Comimos en el restaurante Galicia de Xoan del Corral y desde allí para Miraz, paasado Bamonde el Camino se desvía hacia la izquierda para cruzar la vía del tren y llegar a la escondida e imponente capilla de San Alberto del siglo XIV. Desde alli empiezan unas rampas muy duras para la bici, en alguna ocasión tenemos que mover las bicis entre los 2, en la guia marca un desvío alternativo para bicis, pero no nos gustan esos desvíos mal señalizados y que dan una vuelta impresionante, si hay que bajarse uno de la bici y empujar, pues se baja y ya está.

Llegamos al albergue de la Confraternity of St Jacques sobre las 18:00, pero los de las bicis debemos esperar, ya lo sabemos, asi que esperar, ademas sabemos que viene algún peregrino andando que hemos visto, asi que decidimos que preferimos dormir en la tienda fuera en el jardín si nos deja un colchon de los que tiene sueltos, a lo que acceden, dormimos fuera, pero echamos un rato con los peregrinos por la tarde noche, pa cenar bocata y a dormir.