4ª etapa. Pedrouzo-Monte do Gozo. Bitácora.

3 de abril. Pedrouzo- Monte do Gozo

Salimos del albergue a las 8:00h. tras desayunar un café calentito y unas madalenas que compramos ayer. Empezamos a andar, muy tranquilas, no tenemos prisa. La etapa es bastante corta y el albergue del Monte es grandísimo. No tendremos ningún problemas para dormir.

Mi hermana y yo a la salida del albergue de Ribadixo.  Detrás, “Princesa”.

Nos encontramos con Cornelia, que no sé si ya he dicho que viene con su compañera Princesa desde Carrión de los Condes. Cornelia es una enfermera jubiliada americana que habla perfectamente nuesstro idioma porque ha estado trabajando en los colegios fronterizos con Méjico. Su edad es incalculable, pero me ha dicho que tiene una hija que se parece mucho a mí. Su ex era turco y por eso, a pesar de que ella tiene los ojos muy claros, su hija salió con los ojos oscuros, como los míos. Por lo que calculo que estará cerca de los 60 años.

Cogemos el Camino por el pueblo, subiendo hacia el Colegio, por el Campo de Fútbol. Paramos en Amenal a tomar unas cañitas. Hace un día buenísimo y nos tiramos un ratito en la rampa que hay a la entrada del bar.

Volvemos a cruzar la carretera en Cimadevilla y entramos en una corredoira, la última, así que a saborearla.
Ana Belén y yo en nuestra penúltima jornada.
Cuando llegamos a la TV Gallega me doy cuenta que he perdido el podómetro. Escribo una nota y la dejo en el suelo, pidiendo que si alguien se lo ha encontrado me haga una perdida. Al ratito me llaman para decirme que lo han encontrado. Retrocedo en busca del podómetro pero ellos ya vienen hacia nosotras. Son un grupo de estudiantes de magisterio de Burgos y el hombre francés con el que también hemos coincidido en algún albergue. Nos despedimos en la entrada al Monte porque ellos siguen hasta Santiago. Pasamos a la ermita de San Marcos, Rezamos. Damos gracias por haber llegado hasta aquí y subimos hasta el albergue.

Nos dan la 517, al ratito llega Cornelia, que también se mete con nosotras. Le decimos al hospitalero que estamos esperando a otra amiga, Mercedes. Sabemos que viene detrás porque hemos ido preguntando a los peregrinos  que venían. Aquí nos conocemos todos aunque no sepamos los nombres. El hospitalero nos dice que va a intentar no meter a nadie más en nuestra habitación. Cuando llega Mercedes nos da muchísima ilusión. No la habíamos visto desde Melide. Ha tenido algún problemilla con los pies pero ha llegado.
¿Dónde está la Catedral?
Nos vamos a comer al Mesón O Labrador. Menú 6 euros. Se come a reventar. Nos volvemos al albergue a dar un paseito, tirarnos en el césped, ver los patos, hacer fotos. Nos vamos a la cafetería a tomar un café u nos dan las mil de cháchara, así que pedimos unos sandwichs y cenamos. Nos vamos a dormir.

Mañana todo se acabará. Y empezaremos a preparar el próximo Camino

Al día siguiente…
Top