1ª etapa. Tuy-O Porriño. Bitácora.

26 de Diciembre de 2.007. Prólogo

Empezamos un nuevo peregrinar. Esta vez se viene con nosotros Aurora. Una experiencia inolvidable para los tres.

Cogemos el coche de alquiler en Tres Cantos y salimos de Manzanares a las 10:50 con dirección a Vigo. Sale un buen día, esperamos que preludio de lo que nos espera. El viaje ha sido fenomenal, sin problemas. Hemos visto mucha nieve pero la carretera estaba limpia.

Dejamos el coche en la estación de Renfe y nos vamos dando un paseo hasta la estación de autobuses donde cogeremos uno hasta Tuy.

 

Aurora y Ray en la estación de autobuses de Vigo.

Llegamos a Tuy a las 19:10 y nos alojamos en la pensión San Telmo que está a la entrada de Tuy. Dejamos las mochilas y nos vamos a dar un paseo. Es de noche, una noche preciosa y con mucho encanto. Tuy es una ciudad impresionante, muy bien conservada, sobretodo su casco antiguo con sus calles empinadas y empedradas.

     Tras el paseo volvemos a la pensión y cenamos allí. No hay casi nadie por ningún sitio, y menos peregrinos. Creo que somos los únicos locos que han decidido emprender esta aventura invernal.

27 de Diciembre de 2.007: Tuy-O Porriño (16km)

Amanecemos a las 8:50, después de un buen desayuno, salimos, sin ninguna prisa ya que son pocos kilómetros y no queremos que Aurora se canse antes de empezar.

Lo más importante será tenerla entretenida durante el tiempo que estemos andando para que no se aburra.

Salir de Tuy nos resulta larguísimo, también es verdad que nos paramos a cada momento para disfrutar de su arquitectura y de la belleza de sus calles empedradas.
En la calle del Ayuntamiento hay un mercadillo donde aprovechamos para comprar unos guantes a Aurora porque los que traemos para ella son muy gordos, para la nieve,  y no está cómoda con ellos.. Seguimos hasta la Catedral y tras un largo recorrido conseguimos dejar atrás esta impresionante ciudad con dirección a O Porriño. Tan sólo atravesaremos dos pueblos: Madalena y Orbenlle.

Ray a la salida de Tuy
Seguimos una pista de tierra hasta llegar a Ponte das Febres, pequeño puente medieval de un solo ojo, donde enfermó San Telmo, patrón de Tuy, en su peregrinar a Santiago, peregrinar que nunca pudo concluir ya que murió en Tuy donde le llevaron enfermo. Rezamos una oración, hacemos fotos al río y al paisaje interrumpido con la aparición de un precioso caballo, y seguimos por el camino hasta Madalena.
Seguimos por la carretera hasta encontrarnos en un calvario con cinco cruceiros. Tras pasar los restos del puente medieval de Orbenlle entramos en esta pequeña aldea que abandonamos sin apenas darnos cuenta para entrar en el escalofriante polígono industrial de O Porriño, que rompe toda la belleza del vergel que hemos cruzado.

Los 5 cruceiros de A Magdalena.
Empieza el largo y feo O Porriño.

Paramos a comer en mitad de la interminable recta del polígono. Nos preparamos un bocata de beicon y queso en el camping gas que nos sabe a gloria. Nos tumbamos un ratito aprovechando los rayos de sol. Aurora ha perdido su vieira y se lleva un disgusto. Andamos un poco sobre nuestros pasos pero no la encontramos.  Ya compraremos una en alguna tienda. ¡Ilusos nosotros!. Este Camino no es el Francés y no existen tiendas en las que se pueda comprar una concha de peregrino. De esto nos fuimos dando cuenta según iban pasando los pueblos.

Tras la breve siesta seguimos por el polígono hasta entrar en O Porriño. Vemos el Ayuntamiento y seguimos por la calle principal hasta la siguiente rotonda y a la izquierda tomamos otra calle que nos lleva a un paso a nivel, cruzamos el río y ya vemos el albergue. Un lujo. Nos recibe la hospitalera, una chica joven muy simpática y atenta, creo que se llama Ana. El trato es increíble, todo lo que hay en el albergue está a nuestra disposición. Nos quedamos en la habitación de minusválidos que está en la planta de abajo, al lado de los baños, de la cocina y del salón. La calefacción está a tope y hace una temperatura muy agradable. Estamos solos. Salimos a comprar algo para cenar y desayunar mañana y a dar una vueltecita por el pueblo, aunque no hay mucho que ver. Creo que vamos a hacer todo el Camino así de tranquilos pero la verdad es que nos apetece por lo menos cruzarnos con alguien con quien compartir nuestras experiencias.

Aurora se ha portado como una campeona, no se ha quejado en ningún momento y siempre se ha mostrado con muy buen humor. Esperemos que mañana sea igual y que el tiempo nos permita una buena jornada sin frío y sin lluvia.

Al día siguiente…

FOTOGRAFÍAS DE LA ETAPA:

Top