7ª etapa. A Fonsagrada-Cádavo Baleira. Bitácora.

Día 13/08/2011. A Fonsagrada-Cádavo Baleira. 25 kms.

La recordaba como una etapa muy dura, y no me da defraudado. A parte el calor ha sido insoportable, a empezado a pegar fuerte a las 09:00 horas de la mañana.

Salimos de la pensión “Manolo” a las 07:15 horas, con buena temperatura y manga corta ya. Para una próxima vez reservaremos en el “Cantábrico” pues te tratan mejor y te lavan hasta la ropa gratis. Porque a nuestros amigos peregrinos de Toledo Belinda y Lorenzo, les cobraron en “Manolo” 10 euros por una lavadora y les dieron la ropa sin escurrir. ¡¡¡Que vergüenza!!!

La entrada en Galicia convierte el Camino en formas mas suaves y redondeadas (con algunas excepciones), ya no hay grandes puertos, sino un constante sube y baja por zonas rurales de ermitas y aldeas minúsculas.

A 1,5 km de A Fonsagrada se encuentra la aldea de Padrón, donde está ubicado el albergue, vemos que aun quedan peregrinos en el albergue que están saliendo.

Antes de llegar a Vilardongo hemos visto a lo lejos unas sotanas, nos hemos acercado y eran dos monjes polacos, vestidos con sotanas, pantalones, calcetines y sandalias negras, a parte de mochila y gorro de colores. Muy graciosos, pero que calor da verlos!!! Los encontraríamos más veces durante el día.

Como íbamos hablando y descuidados, en el tramo de carretera que hay justo al llegar a Vilardongo, nos hemos pasado el desvío del Camino a la derecha que inicia la subida a Montouto, y hemos seguido por la carretera unos 100 metros; al darnos cuenta, en vez de retornar, decidimos acortar hacia el Camino accediendo a una finca y saltando una valla posterior para no retroceder nuestros pasos.

En la valla yo me he arañado todas las piernas y Rosa se ha quedado encajada con la mochila puesta en medio de la valla, sin poder ir ni para alante ni para atrás, un poema, no sabíamos si reír o si llorar, por fin pudo quitársela y retornamos al Camino.

A las 09:50 llegamos por fin al Hospital de Montouto donde paramos a descansar un poco y hacer unas fotos.

El Hospital de Montouto es uno de los lugares mágicos del Camino Primitivo, pueden verse aún los restos en bastante buen estado de conservación, del antiguo Real Hospital de Santiago de Montouto; fundado por Pedro I de Castilla en 1357. Junto a él se descubrió y excavo un dolmen. Los derruidos muros de las casas que conformaban el hospital nos acercan mas que ninguna otra evidencia al camino de peregrinación que transitaba justo por donde ahora pisan nuestros pies.

Después de 4 kms de bajada entre corredoiras y bosquecillos llegamos a Paradavella, una pequeña aldea con un bar; alli encontramos tomando una cerveza a nuestros amigos los alicantinos, pero decidimos seguir, no queremos que se nos haga muy tarde.

En el pueblo se concluye otra vez con la carretera, pero a unos 400 metros tomamos una aldea a la derecha en fuerte ascenso, que se coloca en paralelo a la carretera y encima de ella, está muy cerrada por las zarzas, aquí volvemos a encontrar descansando a nuestros conocidos los monjes polacos; a unos 1300 metros el Camino vuelve a salir a la carretera y al poco llegamos a la aldea de A Degolada. Bordeamos después el cementerio dejándolo a nuestra derecha y después giramos a la izquierda por pista de tierra para alcanzar la aldea de Couto.

Desde aquí comienzan las rampas de A Lastra, las más duras de la etapa y una de las más duras de este Camino y de todos los Caminos. Son 4 o 5 de 150 o 200 metros de largas, pero de una gran pendiente sobre todo las ultimas, con piedra suelta y zanjas profundísimas formadas por el agua.

En la última de estas rampas me sentí completamente agotado y tuve que parar a reponer fuerzas en mitad de ella, pues estaba tan cansado que pensaba que me iba a ir al suelo de un momento a otro; me comí varias galletas de chocolate y leche condensada, pero ya era un poco tarde y me costo 15 minutos recomponerme con la ayuda de Rosa.

Por fin continuamos a la marcha y llegamos al la carretera a la altura de la aldea de A Lastra a las 12:30 horas. Una vez en esta localidad y tras andar unos metros por la carretera, el Camino continua para atacar la segunda subida del día, el Alto de Fontaneira a 936 metros de altura, menos costoso que el anterior y ya completamente repuesto.

Y por fin llegamos a la aldea de Santiago de Fontaneira, con una iglesia dedicada a Santiago, con una estatua ecuestre del apóstol presidiendo el retablo mayor.

Pero nosotros hemos ido rápido a lo que mas nos interesaba, porque estábamos deshidratados, así que de cabeza al mesón “Bortelón” que se encuentra a la entrada, a la derecha de la carretera al entrar al pueblo, y nos hemos trincado 2 bock de Estrella. 1/2 litrito para cada uno, a reponernos y a seguir. Al parecer este bar era un antiguo hospital de peregrinos.

¡Que alegria pensamos que era un espejismo el cartel de Estrella Galicia cuando nos ibamos acercando!

Mientras estábamos descansando en el bar han aparecido una pareja de madrileños que llevando viendo varios días y con los que coincidimos en Grandas y también en la subida a Grandas desde el embalse de Salime , se llaman Miguel y Mª José. Hemos estado charlando con ellos un rato, hasta que han llegado bastantes mas peregrinos.

Los 5 kms últimos de la etapa son casi todos de bajada, pero a pleno sol y sin un árbol donde resguardarnos. Hemos llegado a Cádavo Baleira fin de nuestra etapa de hoy a las 15:30 horas. Cádavo es una ciudad fea pero con todo tipo de servicios; el albergue está completo desde las 13:00; por lo que nos hemos tenido que ir a la pensión Eligio, una habitación doble con el baño fuera compartido 35 euros (caro).

Al llegar bocata, siesta y luego a dar un paseo , y hacer la compra para el desayuno. El pueblo está en fiestas y tememos que el ruido no nos deje dormir. Cenamos en Eligio y a la cama con tapones, el cansancio hizo rápido mella en nosotros.

Al día siguiente…

FOTOGRAFÍAS DE LA ETAPA:

Top