1ª etapa. Roncesvalles-Pamplona. Bitácora

8 de agosto de 2006.   Prólogo

¡¡ Por fin estamos en Roncesvalles!!
Después de dos años de preparación hemos llegado a la puerta en España del Camino Francés, con todos nuestros bártulos en el Hotel y sin saber si mañana nos cabrán en la bici.

DSC01823

En la Colegiata de Roncesvalles

Vamos a dormir en el Hostal “La Sabina”. Pablo, el padre de Rosa, nos trajo desde Hormilla (La Rioja), tras despedirnos de nuestras niñas y dejarlas con su abuela. Llegamos sobre las 19.00 horas a este pueblo encantado del Pirineo Navarro.

Hemos cogido las credenciales  en la Oficina del Peregrino.

Lo que más nos ha gustado de este pequeño pueblo es la Cruz de Roldán (del siglo XIII) a la salida de Roncesvalles  y La Colegiata, pero sobre todo la misa en esta última y la bendición que posteriormente nos han dado a todos los peregrinos en varios idiomas. Al final, con las luces apagadas, han cantado una Salve a la Virgen María en latín. Ha sido precioso. A Rosa le ha encantado.  Con la “bendición del Peregrino” se nos saltaban las lágrimas.

DSC01827

 

En el hostal hemos cenado con Antonio y Jorge, dos peregrinos de San Sebastián. Son padre e hijo. An tonio es muy agradable, es la segunda vez que hace el Camino. Su hijo, Jorge, es muy callados. Hemos cenado puré, trucha con patatasfritas y un helado. Por si a alguien le interesa, la habitación, doble con baño, 45 euros y el menú, 8 euros.

Mañana comenzamos el Camino de Santiago.

 

9 de agosto de 2006.     Roncesvalles-Pamplona

Salimos de Roncesvalles a las 9:30.

La etapa, aunque corta para ser la primera, ha sido dura. Son 46 kms de verdaderas trialeras y caminos muy complicados técnicamente, con tramos muy estrechos, mucha vegetación y zarzas, abriendo y cerrando portillas, pero de una belleza impresionante.

Comenzando nuestro Camino

Comenzando nuestro Camino

Bosques encantados llenos de vegetación que recuerdan las corredoiras gallegas. Rosa ha tenido que ir muchos kilómetros bajada de la bici. Aún le cuesta muchísimo hacerse a ella.
Lo peor, la subida al alto de Erro y al Alto de Mezquiriz. Los pueblos, todos preciosos: Roncesvalles, Burguete, Espinal, Bizcareta, Zubiri, Larrasoaña etc. Esta parte montañosa de Navarra es preciosa.

La anécdota del día fue que pensé que Rosa había salido ya de Roncesvalles porque cuando bajé de revisar la habitación ya no estaba; pensé: “Joer, ¡qué bien empezamos!”. Total, bajé sólo a Burguete a buscarla, y como no la encontré, ¡otra vez “pa” arriba!. Al final me estaba esperando en la Colegiata para hacer la primera foto del Camino, justo la que está aquí encima. Quede de recuerdo!.

DSC01831-1

Los bosques de Mezquiriz

Ya en Pamplona, hemos dormido en casa de Rubén y Sheila, (la hija de Jose Quei) dos amigos nuestros que se han portado de maravilla. También estaba allí Fifo, otro amigo que nos acompañará haciendo el Camino “a su manera”. Gracias. ¡Da gusto tener amigos por todas partes!. Nos han enseñado Pamplona como se debe ver, despacio y con conocimiento, como se merece esta ciudad. Hemos conocido el casco viejo, la catedral, la calle Estafeta y hasta San Fermín pequeñito.

Entrando en Pamplona

Entrando en Pamplona

KILÓMETROS RECORRIDOS: 47 kms
DESNIVEL ACUMULADO: 300 metros

Al día siguiente…

FOTOGRAFÍAS DE LA ETAPA:

Top