1ª etapa. San Vicente de la Barquera-Cicera. Bitácora

Día 6/08/2014 (Prólogo) y 07/08/2014 San Vicente de la Barquera-Cicera: 34,7 kms

Tras llegar desde Santander en autobús a San Vicente de la Barquera visitamos la zona histórica de ésta preciosa villa, con visita obligada a su puerto, Santuario de la Virgen de la Barquera, Iglesia, castillo, muralla, soportales etc disfrutando de su buen tapeo.

Visita a San Vicente de la Barquera

Visita a San Vicente de la Barquera

Dormimos en la pensión La Tapuca; nos sabia mal quitar plaza en el albergue El Galeón a peregrinos del Camino Norte que habían llegado a la localidad andando su etapa.

Amanece en San Vicente de la Barquera, a las 7:15 horas comenzamos a andar, sabemos que la etapa es dura para ser una primera etapa y con un gran desnivel acumulado.

Amanece saliendo de San Vicente de la Barquera

Amanece saliendo de San Vicente de la Barquera

El Camino sale de San Vicente siguiendo el trazado del Camino Norte, en dirección sur desde en frente de la estación de autobuses por la carretera que se dirige a La Acebosa.

Una vez cruzada la autopista y La Acebosa el Camino se dirige en subida por el Alto de la Rejoya a Hortigal, el calor empieza a apretar y son las 8.

Subiendo el Alto de la Rejoya; con La Acebosa primero detrás y mas al fondo todavía se vislumbra San Vicente de la Barquera

Subiendo el Alto de la Rejoya; con La Acebosa primero detrás y mas al fondo todavía se vislumbra San Vicente de la Barquera

En Hortigal hay un bar que no paramos ni nos fijamos si esta abierto, es demasiado pronto y ya hemos desayunado en la pensión.

En Hortigal nos encontramos con la separación de los dos Caminos que hasta aqui han permanecido juntos. Actualmente donde estaba la vaya verde y el chalet ha desaparecido el cartel de Santo Toribio hacia la izquierda porque se ha modificado por parte del Gobierno de Cantabria la ruta, que ahora pasa por la Senda Fluvial del Nansa y alarga la etapa en 8 kms; por lo que continúa hasta Serdio por el Camino Norte. Nosotros optamos por el recorrido tradicional y nos desviamos en este punto, aunque no este bien señalizado, entrando en Hortigal, enlazando en unos 600 metros con la carretera CA-846 que nos sube a Gandarilla. (A la postre estos serían los únicos 600 metros de camino de tierra de la etapa).

Una vez cogida otra vez la carretera, al poco se llega a Gandarilla, un precioso pueblo.

Casa típica de Gandarilla

Casa típica de Gandarilla

Pasada Gandarilla comienza una dura subida por asfalto de unos 300 metros de desnivel y 5 kms y paisaje de prados, con vistas aún del mar, arriba en el Collado descansamos antes de iniciar la bajada a Bielva.

En Bielva no hace falta parar, son ya las 11 de la mañana y el calor pega fuerte así que decidimos seguir. Ya lo se Toru, todavía ni un bar, joer.

En el desvío de Bielva

En el desvío de Bielva

Llegamos al Puente del Arrudo sobre el río Nansa para inmediatamente entrar en Cades.

Cades es un bonito pueblo. En su ayuntamiento paramos a sellar y al salir de el paramos en la orilla del Nansa, estamos cansados y queda lo mas duro así que nos tumbamos a la sombra y le damos al vino. Que le vamos a hacer. Nos gusta.

Entrando en Cades

Entrando en Cades

Continuamos nuestra marcha pasando por la ferreria de Cades, ya son las 12. A partir de este punto, el Camino, siempre por asfalto y carreteras sin tráfico comienza una ascensión dejando siempre a nuestra izquierda el río Nansa primero y el Lamasón después (un afluente suyo) llevamos unos 20 kilómetros y vamos camino de la Venta de Fresneda.

Después de pasado esta pequeña aldea la carretera ya se dirige a Sobrelapeña.

Pronto llegamos al cruce de Quintanilla de Lamasón, a la que no accedemos pues no vamos a dormir allí y llevamos comida desde San Vicente, además tenemos que llegar a Cicera, por lo que no podemos pararnos a comer como si fuéramos solo hasta La Fuente. Son ya las 13:45. Continuamos la marcha. Aunque ya tenemos mucho hambre, asi que en espera de la comida, le damos al vino otra vez.

Camino de Sobrelapeña

Camino de Sobrelapeña

Al llegar a Sobrelapeña vamos muertos de calor, pero en el pueblo hay una fuente estupenda de agua fría y riquísima, que nos aconseja una mujer del pueblo y que nos tiene un buen rato con la cabeza metida y cambiando el agua de nuestras mochilas que ya anda un poco caliente y escasa aunque salimos con 2 litros cada uno.

A partir de Sobrelapeña el Camino es verdaderamente de los más bonitos que hemos visto, con unas montañas fabulosas a nuestra derecha mientras caminamos hacia La Fuente. Por fin tras 2,6 kilómetros mas llegamos a La Fuente con la preciosa iglesia románica de Santa Juliana, una joya impresionante donde decidimos parar a comer en el prado a la sombra que tiene delante. También nos descalzamos y tumbamos, llevamos 30 kilómetros y son ya las 14:40.

Llegando a la iglesia de Santa Juliana de Lamasón

Llegando a la iglesia de Santa Juliana de Lamasón

Después de comer, al salir de Santa Juliana hay dos opciones: por la carretera de Burió que sale 300 metros despues de la iglesia a la derecha y sube a esta localidad y desde ahi enlaza con la carretera un kilómetro antes del Collado de la Joz o la opción que elegimos nosotros que es continuar hasta el barrio de Pumares sin coger el desvío de Burió y desde su plaza sale una calle hacia arriba que por un camino de hormigón con rallado y con rampas muy duras nos lleva a la carretera un kilómetro antes de la salida de la carretera de Burió. este tramo es mas corto pero tiene rampas muy duras.

Una vez llegados al Collado de la Joz hay que coger el desvío a la izquierda por este paso canadiense y portilla, por fin tierra, y ya no pisaremos hoy mas asfalto.

La dura subida al Collado de la Joz desde la Fuente

La dura subida al Collado de la Joz desde la Fuente

Camino a Cicera, al fondo se divisa ya el Desfiladero de la Hermida y el Macizo oriental de los Picos de Europa (Ándara).

Esto se empieza a poner muy bonito.
El Camino es al principio un poco en subida con piedra suelta y luego ya en bajada hasta Cicera de la que restan desde el desvío 1,8 kilómetros.

Llegando a Cicera, al fondo el Desfiladero de la Hermida

Llegando a Cicera, al fondo el Desfiladero de la Hermida

Por fin a las 17:15 llegamos tras 10 horas llegamos a Cicera, nos atiende en el albergue el hospitalero Foro, con el que hemos hablado antes por teléfono para avisarle de que llegábamos, pues el vive en un pueblo próximo y si no hay peregrinos no se acerca. Es una persona majísima que nos atiende con ilusión y ganas, gran hospitalero y buena persona por lo que pudimos ver, nos enseña el albergue y nos dice que ayer durmió un peregrino. El precio 5 euros, el albergue está de maravilla, y ¡para nosotros solos en el mes de agosto! Foro nos cuenta que los albergues del Camino Lebaniego los financian en la actualidad los Ayuntamientos y como son pueblos pequeños han tenido que cerrar la mayoría (Cades, La Fuente). También nos dice que no sabe cuanto durará abierto éste, lo que hará este Camino imposible de realizarlo parando en albergues.

Duchita y salimos a pasear y a tomar una cerveza o dos (por fin) en el único bar de la localidad, el pueblo es muy bonito y muy bien cuidado y restauradas todas sus casas, con el rio Cicera en medio que se estrella contra el Deva en el desfiladero bajando por la Canal de Francos. Las vistas del pueblo impresionantes. Tiene una casa rural y un hotel spa muy pijo.

IMG_0459-1

Track de la etapa gracias a la inestimable colaboración de el Toru y su Garmin:

Ampliación de la información sobre esta etapa del Camino Lebaniego en la web desde aquí

Al día siguiente…

Las Fotografías de la etapa:

Top