3ª etapa. Astorga-Rabanal del Camino. Bitácora

17 de Agostode 2.004 :   Astorga-Rabanal del Camino. 21 kms.

Hoy salimos también como a las 9:00 h, pero han cambiado las cosas. Parece que todos los dolores de ayer hayan desaparecido y el Camino se torna más tranquilo. La etapa es cortita y esperamos llegar pronto a Rabanal. Ha amanecido nublado y hace algo de frío.

La amenaza de lluvia está tan presente que, como era de esperar, llega y el camino de hoy se convierte en un continuo quitarse y ponerse el chubasquero.

 

El primer pueblo que hemos pasado después de salir de Astorga y caminar por el país maragato ha sido Valdeviejas, pequeño y pegado a Astorga. Luego hemos llegado a Murias de Rechivaldo, pequeño pero muy bonito, con todo el embrujo maragato. Hemos sellado la credencial en el albergue de este pueblo, Las Águedas.

Después empieza la lluvia, fina al principio; pero al llegar a la entrada de Santa Catalina de Somoza, empieza a llover muy fuerte. El siguiente pueblo, el Ganso, también muy bonito.

Nos hemos cruzado con un grupo muy numeroso de ciegos vascos, de la O.N.C.E. que hacían el Camino con videntes que hacían de guías. ¡Qué cantidad de sensaciones han tenido que percibir!. También nos ha pasado a la velocidad de un rayo un chaval bajito que llevaba una mochila enorme. Le hemos apodado “La Bestia”.

 

Tras una subida suave pero constante de unos 7 kms., llegamos a Rabanal del Camino.

La  etapa más bonita hasta ahora, tanto por los paisajes (se acabaron los andaderos de asfalto pegados a la carretera) como de pueblos, preciosos con casas de lajas de piedra de diversos colores que van desde el ocre al rojo, pasando por todas las tonalidades del marrón.

Hemos hecho la etapa a bastante buen ritmo: 20 kms en cuatro horas. Hoy hemos adelantado a mucha gente. Rosa iba muy fuerte andando, lo que me da la seguridad de que no vamos a tener ningún problema a no ser que, Dios no lo quiera, sea algo grave.

No hay sitio en los albergues y nos hospedamos en la Posada  Tesín, a la entrada del pueblo (doble con baño 40 euros). Nos damos una ducha, lavamos la ropa y salimos a dar una vuelta.

Rabanal es muy bonito pero está lloviendo un montón y tampoco podemos pasear mucho tiempo. Si se nos moja la ropa ya nos quedamos sin nada seco para ponernos mañana.

 

Llamamos a Joaquín (nuestro hermano) que está pasando las vacaciones cerca de Ponferrada y se quiere venir mañana con nosotros para acompañarnos en la etapa. Le traerá su suegro a las 9:00h.

Santiago nos espera, cada vez más cerca, esto es muy emocionante.

Espero que mañana nos respete un poco la lluvia y espero también una gran comunión entre Rosa y yo. Espero no fallarla, espero que a nuestras hijas no les pase nada en nuestra ausencia, espero que Sara esté estudiando mucho y que Aurora haga las sumas y lea. Espero que esto no sea mucho esperar. Llueve a mares a las 21.00 h.

Al día siguiente…
Top