5ª etapa. Arzúa-Pedrouzo. Bitácora.

6 de Julio de 2.008: Arzúa-Pedrouzo (20 kms).

Nos hemos despertado como a las 7:45. Nos hemos preparado el desayuno en la habitación. Gracias a nuestro pequeño camping-gas podemos desayunar caliente y nos ahorramos una pasta en cafeterías.

Empezamos a andar a las 9:15. Sin prisas porque ya va quedando menos y queremos estirar estas pocas jornadas que nos quedan un poco y disfrutarlas un mucho.

Compramos pan en la panadería de siempre y empezamos nuestra primera etapa del Francés. Aurora está encantada de ver tantos peregrinos a quienes poder saludar pero nosotros echamos de menos la tranquilidad con la que veníamos. Hay muchos peregrinos. Algunos se ve que vienen desde muy lejos, curtidos después de muchas jornadas de peregrinación. Otros sólo llevamos unos pocos kilómetros. Se ve mucha gente sin mochilas, sus motivos tendrán, pero creo que la mochila no pesa cuando la llevas con gusto, cuando la has llenado bien, con la cabeza y cuando sabes que llegar a Santiago supone un esfuerzo. Como este tramo del Camino ya nos resulta bastante familiar, vamos prediciendo lo que nos vamos a encontrar y los kilómetros pasan bastante deprisa.

Enseguida llegamos a Salceda y nos hacemos otra foto de las tradicionales a la entrada de la localidad. Dejamos la N-547 y tomamos una pista a la derecha. Al poco nos encontramos con el monumento a Guillermo Watt, peregrino fallecido en 1.993 a tan sólo una etapa de la meta.

Y tranquilamente coronamos el Alto de Santa Irene. Seguimos las flechas y cruzamos la carretera para coger una senda que sabemos que da un gran rodeo pero hace buen día y no nos importa. Preferimos ir por aquí que seguir por la carretera y tener que estar pendientes del tráfico. Esto es mucho más tranquilo. Llegamos a Santa Irene y sellamos en el albergue. Ya está lleno.

Tras cruzar de nuevo la N-547 entramos en Rúa. Seguimos hasta Pedrouzo que es donde queremos dormir. El albergue está lleno. En la gasolinera hay una pensión que por 36 euros dormimos los tres. Luego nos enteramos que hay un albergue privado que debe ser nuevo porque no lo habíamos visto en ocasiones anteriores (10 euros por persona), aunque en Pedrouzo yo sólo he parado una vez, en la Semana Santa del 2.007 cuando hice otra peregrinación con mi hermana. Aquella vez empezamos en Lugo y fue muy bonita. Pero esta es otra historia que algún día también os contaré.

Pienso que si os juntáis varios peregrinos, a veces merece la pena buscar una pensión por un par de euros más por persona. Si estáis interesados en esta opción y queréis algún teléfono de las pensiones que nosotros hemos utilizado, no dudéis en poneros en contacto con nosotros a través del foro.

Nos alojamos en la Pensión Compás y nos preparamos unos bocatas para comer. Si no se lo contáis a nadie os diré que con el camping-gas, Ray se metió en el baño, abrió la ventana y nos hizo unos bocatas de beicon y queso que estaban buenísimos. Todo olía a fritanga pero con un poco de colonia, daba el pego. Nos echamos un rato la siesta. Yo estoy agotada y me despierto casi a las 20:00 h. Salimos a dar una vuelta por Pedrouzo, sellamos la credencial y compramos algo para desayunar mañana. Cenamos en el restaurante que tiene la pensión mientras vemos cómo Nadal gana Wimblendon.

No hemos visto a Herbert y Trude en todo el día. ¡Qué raro!.

Al día siguiente…
Top